SERRANAZO: CON “EL SERRANAZO”, EL PAÍS TUVO LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR SU DESTINO,

LLÁMENLO COMO QUIERAN, PERO HACE 23 AÑOS, CON “EL SERRANAZO”, EL PAÍS TUVO LA OPORTUNIDAD DE CAMBIAR SU DESTINO, SIN EMBARGO, LAS FUERZAS MÁS OSCURAS, EN DEFENSA DE SUS PRIVILEGIOS, HICIERON TODO LO POSIBLE PARA IMPEDIRLO
La juventud debe saber que, al igual que hoy, las mafias controlaban el Congreso y esto más, la Corte Suprema de Justicia estaban al servicio de los intereses del contrabando, del incipiente narcotráfico y del crimen organizado. A pesar de que implicaba un riesgo para mí, para mi familia y para mi gobierno, decidí que eso se tenía que detener, pero ellos se portaron más astutos porque estaban bien organizados y tenían un plan perfectamente articulado para proteger sus privilegios: habían penetrado gran parte de los medios de comunicación y tenían en el Ejército un caballo de Troya llamado Otto Pérez Molina, ya alineado y algunos dicen que hasta pagado.

Tengo que confesar que yo no sabía de qué tamaño eran la raíz de toda esta estructura, a mi entender pensé que podía contra ella, pero con el tiempo todos nos hemos ido dando cuenta de que estos grupos incrustados en el Estado son inmensos y organizados; fue necesario que la CICIG los descubriera 20 años después y certificara su negro proceder.

Cuando los denunciamos en 1993, hace 23 años, todos me atacaron y le hicieron creer al país que yo lo hacía para perpetuarme en el poder. De la misma forma, cuando ratifiqué esa denuncia en el libro “La Guayaba Tiene Dueño”, me volvieron a atacar y, sin presentar una sola prueba en contra de lo que yo aseguraba, volvieron a cuestionarme con toda la fuerza de sus medios de comunicación y, por supuesto, con toda la furia de sus esbirros.

Hoy, nuevamente me atrevo a participar en un movimiento para REFUNDAR el Estado y luchar por el cambio de las estructuras que lo tienen secuestrado, y que lo han llevado a ocupar los últimos puestos en el desarrollo humano de América Latina y los primeros puestos a nivel mundial en la inseguridad ciudadana y la impunidad. Por eso hoy se vuelven a ensañar conmigo y a lanzar a todos sus sabuesos que, aunque están descalificados social y políticamente, aún tienen dientes afilados y moral ausente, y una vez más tratar de desacreditarme e impedirme que participe en la lucha emancipadora que el país necesita y por la que el pueblo clama.

Es tan grande la ceguera de estos grupos que no se dan cuenta de que el país está sentado sobre un polvorín, que todas sus cuestionables acciones tarde o temprano van a salir a luz, y que la soberbia con la que se han conducido los alcanzará y se llevarán al país entre las piernas. 

Lamentablemente no entienden que, por la participación e interrelación social existente, ya no podrán esconder sus acciones y, lo que es peor, tampoco entienden que aún es tiempo de enmendar, cambiar y apoyar el verdadero cambio. 

Señores del poder, por favor entiendan que ya no es posible repetir las maniobras de 1993, fingiendo una reforma constitucional, y engañando al país al decirle que para garantizar el ordenamiento fiscal, era necesario que fueran ustedes y no el Banco de Guatemala los que financiaran al Estado, y que las Comisiones de Postulación sería la garantía de un Organismo Judicial depurado, a sabiendas de que así tendrían la enorme oportunidad de ser los grandes financistas de los magistrados a ser designados.

Hace 23 años lograron aislarme y perseguirme, pero ahora el pueblo despertó y la juventud está vigilante, hay conciencia popular y disposición para dar la lucha a favor del cambio real y profundo: La Refundación del Estado.
HOY QUE YA CONOCEMOS SUS TRETAS DE AMEDRENTAMIENTO, TAMBIEN YA TODOS SABEMOS DE LO QUE USTEDES SON CAPACES. LES PEDIMOS QUE ENTIENDAN QUE ESTAMOS ANTE UNA COYUNTURA HISTÓRICA Y ANTE UNA ENCRUCIJADA QUE DEBEMOS APROVECHAR, ANTES DE QUE SE DESBORDEN LAS MOLESTIAS E INSATISFACCIONES QUE MOTIVAN LA INDIFERENCIA, LA CODICIA Y EL EGOISMO CON EL CUAL EL PAÍS SE HA MANEJADO. NO PUEDE HABER OTRO MAYO DEL 93 FRUSTRADO, ENTIENDAN QUE NO SE PUEDEN VOLVER A BURLAR DEL PUEBLO.

Estadísticas:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *