AL FIN UN AIRE CON REMOLINO, CON 40 ÓRDENES DE CAPTURA…

Casi en su ocaso, la CICIG dice ¨presente¨ contra una mafia organizada en el gobierno. Saltamos de euforia, pues al fin le está llegando el turno a tanto delincuente incrustado en el Estado.

Nacional y mundialmente es bien sabido que la aplicación de la justicia en Guatemala es una porquería, es venal y es la expresión máxima de corrupción en el país, veremos qué pasa en este caso.

Ante los medios de comunicación, los mandatarios y sus achichincles no paran de declarar que esta situación debe cambiar y también dicen que no tienen cola que les machuquen; entonces todos nos preguntamos, ¿cuál es el miedo a la CICIG?, ¿por qué tanta comisión para evaluar lo que es obvio?, ¿por qué dan tantas declaraciones de que no se dejarán imponer nada?

Hoy tenemos una realidad, hay un verdadero Fiscal al frente de la CICIG (Iván Velásquez), las advertencias de los gringos suben de tono, las denuncias de la comunidad internacional aumentan, la indignación y la desesperación de los guatemaltecos y muchas otras cosas más que están dando frutos y por fin pareciera que la CICIG tendrá espacios de independencia para actuar como todos queremos y esperamos.

Ahora más que nunca, la CICIG debe continuar y bajo ninguna circunstancia debemos permitir que desaparezca de Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *