“¡LIBRE AL FIN, LIBRE AL FIN!” “GRACIAS A DIOS TODOPODEROSO, SOMOS LIBRES AL FIN”

Esto declaró hace 50 años, en el país más poderoso del mundo, un líder de la etnia negra, Martin Luther King, quien compartió sus sueños e inspiró a toda la nación para luchar y derrotar una estructura de opresión que parecía invencible, que oprimía a todo un pueblo, negándole sus derechos humanos y sus derechos civiles fundamentales.
Hermanos guatemaltecos, inspirado en ese ejemplo, los invito a que soñemos:


Soñemos que nuestros hijos e hijas puedan caminar por las calles y caminos de nuestro país sin temor a que los maten, les roben o las violen y que al subir a un bus no implique un riesgo de muerte.


Soñemos que podremos recurrir a los tribunales y que encontraremos justicia sin sobornos ni coacciones, y que ella será igual para todos, sin importar cuán pobre o poderoso sea el que la busca.


Soñemos que en los hospitales encontraremos respuesta a nuestros males y medicina para curarlos, que nuestros niños no morirán más por la negligencia del Estado al no prevenir las enfermedades y por desatender el ambiente de miseria en que el pobre vive.


Soñemos que nuestros niños y jóvenes tendrán escue
las y oportunidades para educarse, y así poder gozar del acceso a una vida digna y a una participación consciente en el desarrollo de nuestro país y sus etnias.
Soñemos que quienes haga las leyes, lo hagan pensando en las necesidades del pueblo y no solo en los intereses de los poderosos.


Soñemos que las riquezas de nuestro país tengan un mejor destino que el de ir a parar a cuentas en Miami o Europa; y que ellas sirvan para dar empleo al necesitado, para suplir las necesidades de cada hogar, para hacer posible una vida digna para cada guatemalteco y que, por fin, sirvan para desterrar, de una vez por todas, la pobreza extrema y la miseria que nos avergüenza y flagela.


Soñemos que el saqueo del Estado y la corrupción, así como la explotación del pobre y el tráfico de drogas, personas y armas, con todo lo que eso implica, desaparecerán de nuestra tierra, simplemente porque los guatemaltecos queremos el progreso, pero no a costa de nuestra degradación moral.


Soñemos que nuestros hermanos no tendrán que emigrar arriesgando su vida y viviendo tragedias inhumanas, por buscar la seguridad y las oportunidades que su propia patria les niega.


Soñemos que las diferencias culturales nunca más serán causa para la discriminación de los pueblos y etnias indígenas y que, por fin, podremos vivir en justicia y paz, respetándonos y disfrutando, ordenada y juiciosamente, los recursos que Dios nos ha dado.


Soñemos que se protegerá el medio ambiente, conscientes de que este constituye el espacio en que nosotros, nuestros hijos, nuestros nietos y las generaciones venideras viviremos, por lo que su conservación y recuperación representa una responsabilidad ineludible, sobre todo con las generaciones que vienen detrás de nosotros.


Soñemos que, con el trabajo de todo guatemalteco de buena voluntad orientado en el amor, se podrán superar estos problemas y, sobre todo, recuperar el buen nombre que nuestra patria merece y ha perdido en el concierto mundial de las naciones.


Sueños como estos, que parecían imposibles en los Estados Unidos hace 50 años, se hicieron una realidad por la fe de un pueblo en un Dios que siempre fue garante de su libertad, y por la inspiración de hombres de fe como Martín Luther King, que hicieron posible que la nación rompiera esas barreras y se hiciera una realidad la hermandad entre blancos y negros, dando los pasos fundamentales en la consecución de esos sueños.


El pueblo de Guatemala tiene fe en Dios y debe entender que para vencer el odio, los rencores y el egoísmo que nos oprimen y denigran, son fundamentales la solidaridad y el amor entre hermanos, el entendimiento entre pobres y ricos, y entre de todas las etnias y naciones que nos integran, así como entre los practicantes de los diferentes cultos que se profesan en el país y que predican el amor y el temor a Dios.


SOLO ASÍ PODREMOS DECIR, COMO DIJO LUTHER KING,
“¡LIBRE AL FIN, LIBRE AL FIN!”
“GRACIAS A DIOS TODOPODEROSO, SOMOS LIBRES AL FIN”

 

Estadísticas:

40 374 likes
1498 veces compartido
363 comentarios
Comentarios:
Oscar Rafael Prem: Jorge. Los ultimos gobernantes nos han robado los sueños. Nos han robado la buena educación escolar, nos han robado la forma de pensar, nos han robado los beneficios, nos han robado la justicia social. Lo único que no pueden robarnos es la dignidad. Abraham Lincoln fue un soñador que siendo auto didacta se hizo abogado, y que experimentando el fracaso varias veces nunca dejo de soñar para llegarva ser presidente y devolverle a los esclavos sus derechos de libertad. El mismo Ghandi desperto a su pueblo para liberarse de los ingleses. Simón Bolivar dijo: he escrito sobre el agua, pero nunca dejó de soñar. Tu mismo Jorge tuviste un sueño desde niño; pero tu sueño fue truncado a los dos años de tu mandato. Y veo que sigues con el mismo sueño de una Guatemala feliz, sana, y sin tiranos que escupan su faz.
Nosotros a la distancia necesitamos soñadores como tu, que nos inspiren y provoquen el coraje de despertar, para que lo que hemos soñado, lo hagamos realidad.
Abrazo Jorge que aún faltan otros cuatro años, donde la mayoria de los guatemaltecos no dejaremos de soñar.
Abrazo al hermano lejano.
Soy Serranista Y Que ?: Ya no es tiempo de echarnos la culpa , todos somos responsables de lo que sucede en el país, lo que nos dice el Ingeniero es el reto que tenemos para que nos unamos y actuemos para resolver los problemas que tenemos y parar el odio y el egoísmo que nos ha enfrentado en el pasado. Buen mensaje Jefe.
Antonio Morán: Sr. Presidente Jorge Serrano que me alegra que pienses en tu pais se que es duro estar fuera de tu tierra pero Dios tarda pero no olvida te jugaron mal. Tu Patria te espera y me agrada que siempre estes pensando en tu Guatemala. Feliz Año 2016 saludos a tu Sra. e Hijos
Lety Rodas: Señor Serrano Elias yo creo en que mis hijos y toda mi familia sean libres pero cuando todos tengan a cristo en su corazón porque escrito esta. Y conocierais la verdad y la verdad hos hará libres. También dice. Si el hijo hos livertare cerais verdaderamente libre. Dios tiene planes de bien para nuestro país confiemos Clamemos por una nueva nación que sane nuestra tierra unamos todos y lograremos la victoria si mi amado Dios dice clama a mi y yo te responderé y te mostrare cosas grandes y ocultas que tu noconoces. Entonces debemos de hacerlo y el nos responderá a su debido tiempo. Aveces las cosas tienen que pasar para que entendamos que apartados de él nada podemos hacer. Que la paz de Dios reyne en su corazón de usted y su bendecida familia y que el año 2016 les traiga abundantes bendiciones. Un gran abrazo a la distancia.
Lucy Yanes: Amén.
Joel Portillo: Queremos q este nuevo gobierno nos apolle a los pobres,a los q trabajamos duro ,y q las emprezas nos explotan lavoralmente. Nos hasen trabajar horarios extendidos ,tenemos q trabajar domingos y dias festivos ,y si desimos algo al respecto nos dezpiden,,y el juzgado de travajo y los derechos humanos hasen caso omiso de eso ,por q los empresarios los tienen comprados ,,ese es mi deseo para este nuevo año ,y este nuevo gobierno,,,en DIOS confio
Mima Monzon: Los israelitas dieron siete vueltas y los muros de Jericó cayeron. Pero no bajaron los brazos entre una y otra a pesar q dudaron xq dieron 1,2,3…y no pasaba nada perseveraron y cayeron. Perseveremos y luchemos por hacer valer nuestros derechos. Un pueblo Unido jamás será vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *