LA MUERTE DE PAVEL CENTENO, ¿CRIMEN DE ESTADO, EJECUCIÓN EXTRA JUDICIAL, EQUIVOCACIÓN O SUICIDIO?

Lamentablemente, tienen que acontecer casos dolorosos como este para que se remuevan las consciencias y el pueblo abra los ojos. Independientemente de lo que allí haya sucedido, el Ministerio Público es el principal sindicado y sobre el mismo está el grueso de las sospechas y sindicaciones; entonces me pregunto, ¿cómo puede ser posible que sean ellos los que se investiguen a sí mismos?, ¿cómo es posible que el principal sindicado llegue a la conclusión de que es inocente, y mande a guardar el expediente y a parar la investigación?; amigos, esto es un insulto a nuestra inteligencia, atropella nuestra dignidad; esto es un “horror jurídico” producto de una “dictadura de justicia”.


Esto hay que pararlo, pues cada vez que en nuestra historia hay funcionarios o instituciones, sospechosamente involucrados en crímenes políticos, aparece un culpable fantasmagórico: en el asesinato de Jorge Carpio Nicolle, el fantasma se llamó “Los Churumbeles”, en el caso de Monseñor Juan Gerardi, “El Indigente”, en los casos de Danilo Barillas y Jaime Cáceres, “El roba carros”, en el caso de Rodrigo Rosenberg, el fantasma fue la misma “víctima” que se mandó a asesinar él mismo, en los casos de los parlamentarios centroamericanos y en el de Byron Lima, los fantasmas no se pudieron ver, porque eran especiales, podían atravesar puertas, rejas e incluso la vigilancia propia de una cárcel de alta seguridad, y sin ser vistos.


Hoy pretenden que nos traguemos el cuento de que la justicia está mejorando, porque simplemente hacen cualquier tipo de operativos como una cortina de humo, eso si, bien publicitados en los medios, para apantallarnos y que así no pongamos atención a los errores, desmanes que la “justicia” misma pueda cometer.

JÓVENES LUCHEMOS POR EL FUTURO, EXIJAMOS UNA INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE, ENTENDAMOS QUE CADA VEZ QUE NOS MOSTRAMOS INDIFERENTES FRENTE A HECHOS COMO ESTOS, ESTAMOS ENTREGANDO NUESTRA LIBERTAD, NUESTRA SEGURIDAD, Y LO QUE ES PEOR, LA DE NUESTROS PROPIOS HIJOS.

 

Estadísticas:

449 veces compartido
98 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *